2.1.09

Ayala (Calle de)

Adelardo López de Ayala (1828-1879)
Entre el paseo de la Castellana y la calle del Doctor Esquerdo. Distrito 4 (Salamanca). Barrios de Recoletos y Goya.

Esta calle, como las que la rodean, se empezó a formar en el último tercio del siglo XIX, cuando comenzó la urbanización del barrio de Salamanca. Entonces fue llamada calle de los Pajaritos; para Peñasco y Cambronero fue así porque éste era el camino que solían seguir los cazadores del barrio. Répide da otra versión. Aquí, antes de existir barrio y calle, estaba el arroyo de los Pajaritos, que debía desaguar en el arroyo bajo del Abroñigal. Y la calle seguía más o menos el mismo trazado que antaño el arroyo. Sea como sea, hoy está dedicada al dramaturgo Adelardo López de Ayala, nacido en la localidad sevillana de Guadalcanal el 1 de mayo de 1828 y fallecido en Madrid el 30 de diciembre de 1879. No sólo se dedicó a las musas, sino que participó activamente en la vida política, y fue cuatro veces ministro de Ultramar (en 1868, 1871, 1872 y 1875) y presidente del Congreso (1878, 1879). Se encargó de redactar la proclama que expulsó a Isabel II del trono en 1868. Quizá por eso también llevó esta calle el nombre de 29 de septiembre, ya que ésa es precisamente la fecha del triunfo de la Revolución Gloriosa. La obra dramática de Ayala comprende obras de corte histórico como Un hombre de Estado (1851) o Rioja (1854) y otras de carácter contemporáneo, moralizadoras y realistas: El tejado de vidrio (1856), El tanto por ciento (1861), El nuevo don Juan (1863) y Consuelo (1878). Ingresó en la Real Academia Española en 1865. Sorprendió la muerte a Ayala en su casa del número 8 de la calle de San Quintín, que compartía con el gran músico Arrieta, cuando estaba dispuesto para casarse y para irse a vivir al nuevo hotel que se estaba construyendo en la calle de Pajaritos, que luego adoptó su nombre.

3 comentarios:

Cigarra dijo...

¡Toda mi vida andando por la calle de Ayala sin pararme a averiguar el origen de su nombre! Me has llenado una laguna imperdonable. Pobre hombre, los hay que con tal de no casarse, se mueren.

danimetrero dijo...

Interesante tu blog. muy bueno... me lo apunto.

dagi3d dijo...

Siempre pensé que estaba dedicada al escritor Francisco Ayala. Toda mi vida viviendo en esta calle y lo equivocado que estaba...
¡Interesante blog!