30.11.13

Cardenal Mendoza (Calle del)


Entre las calles de Saavedra Fajardo y Santa Úrsula. Distrito 10 (Latina). Barrio de la Puerta del Ángel.

Muy cerca del lugar donde estuvieron la Quinta del Sordo y la Estación de Goya, ambas desaparecidas, se halla esta calle, dedicada a uno de los personajes más importantes del siglo XV en Castilla. Pedro González de Mendoza, nacido en Guadalajara el 3 de mayo de 1428, pertenecía a una de las familias más linajudas del reino, que le destinó a la carrera eclesiástica desde niño. Estudio en Toledo y Salamanca y en 1452 se convirtió en capellán real de Juan II de Castilla; dos años más tarde, con solo 27, se le concedió el obispado de Calahorra. Poco tiempo después, desde 1456, empezó a intervenir intensamente en la política de la corte. Su familia, fiel a Enrique IV –lo cual le valió el arzobispado de Sevilla-, apoyó primero a Juana la Beltraneja en su conflicto con Isabel I, pero luego cambió de bando y su participación fue fundamental para su triunfo final. Entretanto, en 1473, Sixto IV le había nombrado cardenal. En 1482 se convirtió en arzobispo de Toledo; siguió conservando su poder en la corte hasta su muerte, acaecida en Guadalajara el 11 de enero de 1495 en su misma ciudad natal; por ejemplo, consiguió que cierto fraile desconocido se convirtiese nada menos que en confesor de la reina Isabel. Tal fraile respondía al nombre de Francisco Jiménez de Cisneros.