11.2.14

Carlos III (Calle de)


Entre la calle de Vergara y la plaza de Oriente. Distrito 1 (Centro). Barrio del Palacio. 

Entre las manzanas 423 y 424 existió una calle que se llamaba de Santa Catalina la Vieja. Durante su breve reinado, José Bonaparte procuró sanear la zona de Madrid cercana al Palacio Real y la vía antes citada fue una de las víctimas de los derribos subsiguientes. El modo brusco en que terminó el gobierno del rey intruso impidió que se desarrollase su proyecto y el resultado fue un gran solar frente al Palacio que degeneraba en barrizal cada vez que azotaba la lluvia. A mediados del siglo XIX se ordenó la zona, con la construcción de la plaza de Oriente y del Teatro Real. Una de las rúas laterales del coliseo musical, situada más o menos donde estaba la calle de Santa Catalina la Vieja es la que hoy está dedicada al rey Carlos III.

Carlos III fue el tercer hijo de Felipe V y de Isabel de Farnesio y nació en Madrid el 20 de enero de 1716. En 1734 subió al trono de las Dos Sicilias, después de que los ejércitos españoles se apoderasen de Nápoles y Sicilia y el tratado de La Haya le reconociese sus derechos sobre los ducados de Parma, Piacenza y Toscana. A la muerte de Fernando VI sin descendencia (1759) fue proclamado rey de España. Fue un gran rey en lo que se refiere a la política interior, pues se rodeó de excelentes colaboradores (Aranda, Floridablanca, Campomanes); dictó las Reales Ordenanzas del Ejército, vigentes hasta hace muy poco; construyó carreteras, puentes y canales; repobló Sierra Morena y tomó medidas para proteger el comercio, las ciencias y las artes. Sin embargo, no fue tan afortunado en su política exterior, pues su alianza con Francia abocó a España a guerras con Inglaterra y Portugal cuyo único fruto fue la recuperación de Menorca. Es conocido muchas veces como “el mejor alcalde de Madrid”, ya que durante su reinado se embelleció considerablemente la villa; los arquitectos Francisco Sabatini, Juan de Villanueva, José de Hermosilla, Ventura Rodríguez y otros fueron los principales artífices de ello. Las muestras son muchas: las puertas de Alcalá y San Vicente, la iglesia de San Francisco el Grande, el ministerio de Hacienda, el museo del Prado, el Jardín Botánico, las fuentes de Cibeles y Neptuno, la terminación del Palacio Real, etcétera. Carlos III murió en Madrid el 14 de diciembre de 1788.