12.12.14

Carranza (Calle de)


Entre las glorietas de Bilbao y de Ruiz Jiménez. Distritos 1 (Centro) y 7 (Chamberí). Barrios de Universidad y Trafalgar.

No es muy antigua la apertura de esta calle, pues fue consecuencia del derribo de la cerca en 1868. Primeramente no fue sino un trozo más de la ronda que rodeó Madrid tras ser liberada de la tapia de Felipe IV. Aunque recibió diferentes nombres como Paseo de Entrepuertas o Ronda de Bilbao, su actual denominación data de la época posterior a la Revolución. Ángel Fernández de los Ríos sugirió al Ayuntamiento revolucionario dar el nombre del arzobispo Carranza, víctima inocente de la Inquisición, a una calle que, según él (Peñasco y Cambronero no se lo creen mucho, pero Répide parece convencido) está muy cerca del lugar donde se hallaba el quemadero inquisitorial, junto a la actual glorieta de Ruiz Jiménez. Y el nombre de Carranza fue el que perduró. Bartolomé de Carranza, nacido en la localidad navarra de Miranda de Arga en 1503 y muerto en Roma el 2 de mayo de 1576, fue fraile dominico. Participó en las dos primeras fases del Concilio de Trento. Arzobispo de Toledo en 1558, ese mismo año publicó unos Comentarios al Catecismo Cristiano por los que fue acusado de herejía, aunque tras tal acusación estaba el resentimiento de varios prelados que fueron criticados por él, entre ellos el inquisidor general Fernando de Valdés. El proceso se inició en 1559 y acabó el mismo año de la muerte de Carranza, con un fallo adverso a pesar de que unos años antes el propio Concilio de Trento no había visto herejías en el libro.