6.11.15

Churruca (Calle de)


La muerte de Churruca, por Eugenio Álvarez Dumont
(Museo del Prado, Madrid)

Entre las calles de Barceló y Sagasta. Distrito 1 (Centro). Barrio de la Justicia.

Al hablar de las calles de Apodaca y de Barceló ya se comentó que esta zona se urbanizó poco después del derribo de la Cerca y que tres de sus calles están dedicadas a grandes marinos españoles. El tercero, por orden alfabético, que no por gloria, es Cosme Damián Churruca y Elorza, que nació en Motrico el 27 de septiembre de 1761. Aunque en principio pensó dedicarse a la Iglesia, pronto surgió en él la vocación marinera, la cual le llevó a Cádiz como guardiamarina en 1776. No tardaría mucho en entrar en combate, donde siempre mostró impresionantes arrojo y valentía. En 1783 empezó a estudiar matemáticas en la Academia de Ferrol dando así principio a su carrera científica. Se embarcó en varias expediciones científicas a América y desde 1789 estuvo agregado al Observatorio de la Marina en San Fernando. La participación en esas expediciones no impidió que siguiese participando en hechos de armas, de igual modo que cuando desde 1798 recibió el mando de diversos buques ello no fue óbice para que siguiese desarrollando sus actividades científicas, que incluso despertaron la admiración del Primer Cónsul de Francia, Napoleón Bonaparte. Su último mando fue el del navío San Juan Nepomuceno, en el que sucumbió heroica y gloriosamente en la batalla de Trafalgar, el 21 de octubre de 1805.