29.1.16

Ciudad Rodrigo (Calle de)


Plaza Mayor de Ciudad Rodrigo
(Foto CC BY 2.0 del autor de esta bitácora)

Entre la plaza Mayor y la calle Mayor. Distrito 1 (Centro). Barrio de Sol. 

Cualquier observador atento que mire el mapa de Madrid verá que esta calle es prolongación de las de Atocha y Gerona, interrumpida la línea por el limpio cuadrilátero de la plaza Mayor. Esto es así porque desde tiempos ancestrales formaba parte del camino que, bifurcándose desde el de Alcalá, partía hacia Atocha y Vallecas frente a la puerta de Guadalajara. A lo largo de este camino se fue formando en el siglo XIV el arrabal de Santa Cruz que, cuando se unió al resto de la villa, ya bien entrado el siglo siguiente, creó una gran explanada que se dio en llamar plaza del Arrabal, donde tiempo después se edificó la susodicha plaza Mayor. Quedó entonces nuestra callecita como una breve salida hacia la calle Mayor, conocida como calle Nueva, que así es como se llama en el plano de Texeira. En 1834 se le dio el nombre de la ciudad salmantina que ahora ostenta, no para honrar a la población en sí, sino para conmemorar un hecho de armas que tuvo lugar durante la guerra de la independencia. Uno de los varios –de los muchos- que protagonizó Ciudad Rodrigo, que por su proximidad a la raya de Portugal siempre ha sido lugar estratégico. El 19 de enero de 1812, tras diez días de sitio, el general Wellesley, entonces vizconde de Wellington, al frente de un ejército angloportugués tomó la ciudad a los franceses, que la ocupaban desde 1810. Esto le valió un nuevo honor, el ducado de Ciudad Rodrigo, que aún ostentan sus descendientes. 

Habla ya Répide de las “buñolerías” que se cobijaban en las características arcadas de esta calle; muchos años después se hicieron famosos locales de aspecto un tanto tugurial pero que producían largas colas de jóvenes con poco dinero y mucha gana de diversión –uno de ellos pudo ser perfectamente quien esto escribe- que buscaban obtener algunos de sus míticos y exquisitos bocadillos de calamares para llenar algo el estómago antes –o después- de la fiesta.