10.7.15

Cedaceros (Calle de los)


Cedazo para harina de trigo
CC-BY Tamorlan

Entre la calle de Alcalá y la carrera de San Jerónimo. Distrito 1 (Centro). Barrio de las Cortes.

Calle de nombre gremial; aquí hubo, en tiempos, muchos artesanos que fabricaban cedazos, esto es, herramientas para separar lo sutil de lo grueso. No debía de ser muy buena esta zona hace unos 150 años, ya que Mesonero Romanos, en su Antiguo Madrid, se refiere a ella y sus callejas como “verdaderos albañales de inmundicia social, dignos en todo de sus menguados nombres y reputación”, todo ello en agudo contraste con las “elegantes” y “espléndidas” Alcalá y carrera de San Jerónimo. Habla el insigne cronista de las calles de los Gitanos (hoy Arlabán), de Sevilla y de Hita (esta última desaparecida al ampliarse la anterior); de nuestra calle solo indica que es, como las otras, estrecha, pero “habilitada para el tránsito de carruajes” y que por entonces estaba empezando a renovar un poco su caserío.

Cabe mencionar que en el número 4, hoy ocupado por un hotel, se halla un edificio, construido entre 1926 y 1928, de cuya fachada dice la Guía del Colegio de Arquitectos de Madrid que es “un ejemplo insólito de la arquitectura holandesa de los años 20 en Madrid”. Y eso que sus arquitectos fueron Luis Ferrero Llusía y Francisco Javier Ferrero, poco sospechosos por sus nombres de provenir de los Países Bajos.