1.4.16

Comandante Fortea (Paseo del)



Entre las calles de San Pol de Mar y de la Bahía. Distrito 9 (Moncloa-Aravaca). Barrio de la Casa de Campo. 

Años ha, en el hueco que existe entre el paseo del Marqués de Monistrol (hoy parte de la M-30) y el río Manzanares existían unos espacios verdes conocidos como Pradera de la Fuente de la Teja y Pradera del Corregidor. A alguna de las preclaras mentes que suelen regir los municipios le debía de estorbar tanto verdor, así que desde principios del siglo XX se empezó a dejar edificar en la zona; estas casas –que ya se muestran muy claras en el plano de Núñez Granés (1910)- fueron apareciendo en una calle paralela tanto al río como a la antes mencionada del Marqués de Monistrol, que no es otra que la que nos ocupa. Unos años después, entre 1928 y 1930 se edificó, en la zona de la Fuente de la Teja, la Colonia Manzanares, anteriormente conocida como Colonia de los Infantes, pensada para funcionarios del Estado. La Pradera del Corregidor tardó algo más en desaparecer y en su lugar se halla, desde 1955, la Colonia San Antonio.

Nuestra calle se conoció en principio como paseo del Kilómetro y ya en la época de Répide (a comienzos de los años 20 del siglo pasado) estaba dedicada al comandante Julián Fortea Selví, nacido en la localidad turolense de Camarena de la Sierra el 8 de marzo de 1845. Ingresó en el ejército en 1869 y pronto fue destinado a Filipinas; como sargento segundo volvió a España para luego participar en las acciones militares llevadas a cabo en el norte de África, en las que fue ascendido a teniente por méritos de guerra. Vuelto a Filipinas al ser nombrado gobernador militar de las islas Batanes, murió allí a manos de los de los insurrectos el 18 de septiembre de 1898; resistió hasta el último momento, encerrado en la sede del gobierno militar él solo con su esposa, sus cinco hijos y dos sobrinas. Sus restos fueron repatriados en 1910.