15.4.16

Comendadoras (Plaza de las)


Convento de las Comendadoras
Foto: CC BY-SA Tamorlan

Entre las calles de Quiñones y Amaniel. Distrito 1 (Centro). Barrio de la Universidad. 

Este “apacible rincón de Madrid”, como dice la célebre romanza zarzuelera, lleva su nombre por el convento que lo preside, el de las Comendadoras de Santiago el Mayor. Fueron el presidente del Consejo de Órdenes, don Íñigo Zapata de Cárdenas, y su esposa, doña Isabel de Avellaneda, quienes dispusieron en 1584 la fundación de este convento, pero tuvieron que pasar varias décadas hasta que Felipe IV ordenase su construcción en 1650 y aun más para que la obra empezase efectivamente, cosa que ocurrió en 1667, con el monarca ya difunto. Fueron los encargados de realizarlo los artífices Manuel y José del Olmo y las obras se prolongaron diez años, aunque en 1675 la iglesia estaba prácticamente terminada. La sacristía se labró tiempo después, entre 1746 y 1753, según proyecto debido a Francisco de Moradillo. Un nuevo y célebre alarife se ha de sumar a la lista, ya que en 1753 Francisco Sabatini se encargó de restaurar y reorganizar el convento. 

La iglesia es una de las más interesantes de Madrid. No sufrió saqueos ni incendios en la última guerra civil, por lo cual no hay que lamentar la pérdida de sus obras de arte, como el Santiago de Lucas Jordán que preside el altar mayor. En la sacristía se pueden admirar estatuas de los reyes de España desde Carlos I hasta Fernando VI.